Insomnio y ansiedad

Mostrando 1-4 de 4 artículo(s)

El insomnio y la ansiedad: la mejor forma de combatirlos

El insomnio y la ansiedad son, desde hace décadas, respuestas orgánicas que experimentan numerosas personas en situaciones excepcionales o incluso a lo largo de toda su vida. El malestar en el que el insomnio y la ansiedad derivan da lugar a que sea necesario, a través de distintas formas, la búsqueda de una solución o de una manera para combatirlos y disminuir sus efectos.

En la actualidad son muchas las personas que experimentan ansiedad, que es una respuesta de nuestro cuerpo a situaciones de peligro próximo o incertidumbre. De esta forma, nuestro organismo se auto prepara para hacer frente a estas situaciones excepcionales y se activa para la búsqueda rápida de soluciones. A pesar de ello, que en un principio podría parecer algo positivo, cuando estas respuestas orgánicas son de gran intensidad y de larga duración, pueden dar lugar a un verdadero sinvivir en el que la persona entra en un bucle constante de estrés extremadamente perjudicial para su salud; desencadenando a su vez en insomnio, pues esa activación del sistema nervioso es, en numerosas ocasiones, incompatible con el sueño.

Además, y como si se tratara de un círculo vicioso, el insomnio, o mejor dicho, la falta de sueño, da lugar a su vez a una reacción orgánica que produce un aumento de los niveles de ansiedad y estrés. De esta manera, podemos observar que si bien la ansiedad es causa del insomnio; el insomnio es a su vez también causa de la ansiedad.

¿Qué tipos de medicamentos existen para tratar el insomnio?

El insomnio es un desorden del sistema nervioso que ha de ser tratado integral y correctamente, pues de lo contrario podría dar lugar a un efecto rebote. De esta forma, en un primer momento, y teniendo en cuenta la edad del paciente, se recomendará llevar a cambios una serie de cambios en los hábitos de vida. Posteriormente, y sin haber logrado un resultado efectivo con lo anterior, se procederá a la recomendación de una serie de medicamentos; principalmente, antihistamínicos, benzodiacepinas y melatonina.

- Antihistamínicos: Este tipo de fármacos tienen lo que se conoce con el nombre de efecto hipnótico, el cual da lugar a un fenómeno de tolerancia relativamente rápido. Es por esta razón que este tipo de medicamento es recomendable especialmente para tratar el insomnio a corto plazo. 

- Benzodiacepinas: La mayor parte de los medicamentos usados para tratar el insomnio son benzodiacepinas, que son fármacos ansiolíticos, hipnóticos, relajantes musculares y anticonvulsivantes, que en los años 60 del siglo pasado supusieron una verdadera revolución en el tratamiento de la ansiedad y del insomnio. Así, cabe decir que las benzodiacepinas son hoy en día el tipo de medicamento más utilizado a la hora de tratar el insomnio, pues son extremadamente seguras, actúan con rapidez y apenas tienen efectos adversos.

- Melatonina: La melatonina es una neuro-hormona cuya producción se realiza durante el sueño por la glándula hipófisis; y esta se encarga de sincronizar el ritmo cardiaco y la correcta actividad de los ciclos del sueño. De esta manera, los medicamentos con base de melatonina suele ser recomendados para aquellas personas que sufren de insomnio y son mayores de 55 años, pues, a pesar de no ser tan efectiva como las benzodiacepinas, no produce efectos adversos y es segura.

¿Cuáles son los mejores tratamientos para el insomnio y la ansiedad?

Los tratamientos terapéuticos:

En primer lugar, hemos de hablar de los tratamientos terapéuticos, los cuales tienen por objetivo reducir la ansiedad y restaurar y regular el sueño. De esta manera, el médico establecerá para el paciente un horario de sueño, advirtiéndole de los efectos contraproducentes que puede tener el desarrollar distintas actividades en la cama, como puede ser el leer o estar con el móvil. Igualmente, en este tipo de tratamiento, se recomendará reducir la ingesta de alcohol y de los medicamentos, para lograr un remedio natural y propio.

La psicoterapia:

Por otra parte, también tenemos la psicoterapia como posible tratamiento para estos desórdenes. A través de la misma, en sus distintas formas, se pretende apoyar al paciente para superar las causas que provocan la ansiedad y el insomnio. Así, por medio de las distintas técnicas de psicoterapia (como la meditación, la respiración o las técnicas de relajación), se buscará la solución para el problema.

Los tratamientos farmacológicos:

Por último, tenemos los tratamientos farmacológicos, los cuales nos ayudan a conciliar el sueño y a reducir la ansiedad una vez intentado todo los demás. De esta manera, cabe decir que, actualmente, son innumerables los medicamentos que existen para ayudar a estos problemas. Sin embargo, hay que recordar que tomar este, o cualquier otro tipo, de medicamento sin prescripción médica ha de ser evitado; pues cada caso deberá ser individual y valorado por los doctores. 

Como hemos dicho, son muchos y diversos los medicamentos que existen hoy en día para la ansiedad y el insomnio. Entre otros, podemos mencionar los siguientes, lo cuales pueden ser encontrados en cualquier farmacia, como es el caso de Farmacia El Globo. 

Así, en primer lugar, podemos mencionar Vit-Amint Sueño, un complemento alimenticio que ayuda a mejorar el sueño y a descansar plenamente mientras se duerme. Este medicamento es rico en melatonina, además de contener magnesio, vitamina B3 y B6 y ácido fólico.

Por otra parte, tenemos Flavia Nocta, que contiene melatonina, la cual contribuye, como hemos dicho previamente, a disminuir el tiempo necesario para conciliar el sueño. Además, es rico en calcio y vitamina B6 y B12. Y, también podemos mencionar Angelini Melatonina, un medicamento con el que lograremos conseguir dormir en aquellas épocas en las que el estrés nos invade de forma ocasional, gracias a su composición basada en melatonina. 

Por último, debemos destacar Bie3 Valeriana Naturcaps, un complemento alimenticio a base de raíz de valeriana con el cual se favorece la reducción de tiempo para conciliar el sueño, a la vez que ayuda a disminuir los estados de estrés y ansiedad, resultando de especial utilidad como coadyuvante en estados depresivos y aliviando los síntomas de tristeza.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. leer más