Chupetes


Por estos motivos los chupetes son muy importantes para tu bebé

El chupete es un artefacto comúnmente empleado en la crianza de los bebés desde que estos tienen corta edad. Su uso tiene detractores y defensores, pero lo que debemos tener claro es que en realidad no representa ninguna obligación en la maternidad. A nuestra consideración, las ventajas del chupete son suficientes para optar por utilizarlo gracias a su efecto pacificador en los bebés. 

La maternidad puede resultar compleja al principio, pero lo cierto es que muchas de las actividades que se emplean en ella se aprenden fácilmente con la práctica, demostrando así que los seres humanos somos entidades intuitivas. Nuestro código genético viene programado a cierto grado para sentirnos cómodos desde pequeños por cosas tan sencillas como la succión constante, que brinda seguridad y confort a los bebés

Es cierto que los bebés adoran el chupete, pero su uso dependerá de la edad que tenga el bebé hasta diversos factores de salud del mismo, por lo cual una recomendación general no puede ser correctamente estandarizada. En este sentido, se sabe que la succión no nutritiva deriva en la secreción de sustancias hormonales que provocan un estado de calma en el bebé. 

Por eso el chupete es ampliamente usado para resolver rabietas o llantos incontrolables, pero la ciencia detrás de este producto va más allá de eso. Decidir si proporcionar o no un chupete a nuestro bebé quedará como consideración de cada madre, lo importante es saber cuándo, cómo y porqué usarlo para explotar los beneficios que éste trae a la vida de nuestros pequeños.

Cómo proporcionar el chupete y hasta que edad hacerlo

Se debe recordar que el chupete, en la mayoría de los casos, es un artefacto desechable que se debe sanitizar o tirar en caso de que sea necesario. Para decidir si comprar chupete o no debemos evaluar ampliamente las ventajas y desventajas que este producto nos ofrece. Entre los puntos importantes a conocer de los chupetes tenemos los siguientes:

  • Sirven para calmar al bebé: esto es un hecho. Un chupete bien usado sirve para hacer feliz a un bebé por el simple hecho de succionar algo. Además, ofrece una distracción temporal de actividades que puedan resultar incómodas para el infante, como baños, inyecciones o procedimientos pediátricos.

  • Ayudan al bebé a dormir: es probable que tu bebé tenga problemas para tranquilizarse o para conciliar el sueño los primeros meses de edad. En este caso, el uso del chupete puede generar un efecto calmante durante toda la noche, asegurando horas de sueño que influyen positivamente en la salud del pequeño.

  • Ayuda a prevenir el síndrome de muerte súbita: este extraño síndrome aún no tiene una explicación clara en el mundo médico. Sin embargo, los estudios han demostrado que bebés que usan el chupete para dormir están menos propensos a sufrir de este fatal destino. Como madre está claro que harás todo lo posible para impedir que esto pase.

Pero en los aspectos negativos también se pueden destacar tres puntos que dependen fuertemente de los factores individuales y escenarios personales de cada individuo:

  • Es posible afectar la lactancia: no es lo mismo succionar un chupete que succionar pecho o un biberón. Los bebés son sensibles a estas diferencias y pueden llegar a preferir la sensación vacía del chupete a alimentarse frecuentemente con el pecho o un biberón. Esto no sucede siempre, pero es importante tenerlo en cuenta.

  • Tu bebé puede volverse dependiente: la posibilidad de entrar en crisis de llanto por no tener un chupete a la mano es uno de los miedos que los padres tienen referente al uso de este producto. Debemos regularlo de forma correcta para evitar la aparición de este mal hábito.

  • Es posible aumentar el riesgo de infecciones del oído: si el chupete no es aseado de manera frecuente o desechado cuando debe serlo, se crea un cúmulo de bacterias que pueden trasladarse sin problema alguno al oído y generar una molesta infección que derive en fiebre u otros problemas graves.

Tipos de chupetes

Si ya decidiste que un chupete es exactamente lo que necesitas para tu bebé, entonces ahora queda conocer los diferentes tipos de chupete que existen. Comprar chupete es una decisión que debe analizarse bien antes de proceder, por eso es crucial conocer lo más que podamos de antemano.

Tipos de chupetes por el material que están hechos

Es posible conseguir chupetes de diferentes materiales y propiedades, lo cual influirá mucho en el precio y la marca de dicho producto. El chupete de silicona es el más común que se puede encontrar. Son fáciles de limpiar y menos propensos a adquirir olores desagradables. Los chupetes de látex son más suaves y flexibles, pero es posible que se dañen mucho antes que los chupetes de otros materiales. Los chupetes de plástico son más rígidos y tienen una duración mucho más larga, pero pueden resultar muy duros para algunos bebés.

Tipos de chupetes por la clase de tetina

El tipo de tetina de un chupete se refiere a la forma general de la tetina principal. Los chupetes de tetina anatómica imitan lo más posible la forma del pezón materno, por lo cual resulta perfecto para recién nacidos. Los chupetes de tetina redonda tienen forma esférica y se recomiendan para edades un poco mayores. Finalmente, los chupetes de tetina fisiológica tienen una tetita plata y simétrica, la cual sirve para proteger el paladar de daños si el bebé succiona muy fuerte.

Tipos de chupete por edad

Se aconseja el uso del chupete máximo hasta los 18 meses de edad, pero este tiempo puede reducirse o ampliarse dependiendo de cada caso singular. Comprar chupete recién nacido es una buena decisión para padres primerizos. También existen chupetes y accesorios para bebés de 6 a 12 meses, de 12 a 18 y de 18 a 36 meses de edad, todos estandarizados por tallas que pueden diferenciarse fácilmente cuando decidas comprar alguna.

¿Qué chupete comprar en Farmacia el Globo?

En Farmacia el Globo es posible encontrar todo tipo de chupetes a sólo un click de distancia. Si prefieres el material de silicona, el chupete Smoothie de Suavinex está diseñado perfectamente para no dejar marcas en la cara del niño ni provocar irritaciones, gracias a su composición suave y eficiente. 

El chupete con tetina anatómica de Nuvita favorece el desarrollo óptimo de la boca del bebé. Está indicado para bebés de seis meses en adelante y gracias a su tetina ortodóntica se previene muchos problemas dentales que puedan aparecer a futuro. 

El chupete todogoma de Suavinex está elaborado con látex de caucho natural y tiene una forma clásica que gustará a todo niño. Es blando, cómodo y muy útil para dormir. Finalmente, el sujeta chupetes de Dr. Brown's es ideal para evitar que el chupete de tu bebé se pierde o caiga al suelo, protegiéndolo así de ensuciarse y de extraviarse.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. leer más