Digestivo


Nuestro aparato digestivo: más importante de lo que creemos. Problemas y consejos para una buena digestión

El sistema digestivo es de una importancia fundamental cuando se trata de  mantener una salud adecuada. De esta manera, nuestro aparato digestivo es el encargado  de procesar y absorber los nutrientes y elementos que se encuentran en los alimentos que ingerimos y, a la vez, de convertir dichos alimento en energía necesaria para llevar a cabo una forma de vida plena. Y es por esta razón que cuidar de nuestro sistema digestivo no ha de pasar desprevenido a la hora de atender y tratar nuestras necesidades orgánicas.

Además, cabe recordar que en nuestro aparato digestivo está la flora intestinal, un ecosistema que se compone de un elevado número de microorganismos que dan lugar al correcto funcionamiento de la digestión y de las demás funciones que lleva a cabo el aparato digestivo. Y por ello, igualmente, la protección y el cuidado de la flora intestinal son primordiales para mantener nuestro sistema digestivo saludable. 

Son numerosas las cuestiones que pueden afectar al sistema digestivo. Así, los alimentos procesados, el alcohol, fumar, la cafeína, la falta de fibra, e incluso los estados de estrés y ansiedad. 

Los distintos problemas que puede afectar a nuestro aparato digestivo:

Actualmente, la mayor parte de los problemas digestivos son resueltos con medicamentos recomendados por nuestros médicos, así como, en casos más graves, a través de intervenciones quirúrgicas. A continuación, exponemos algunos de los problemas más comunes que pueden afectar al aparato digestivo:

1. El síndrome del colon irritable: Esta enfermedad es un trastorno que afecta de manera directa al intestino grueso. Entre los síntomas que el mismo provoca, encontramos la diarrea, la inflamación abdominal, el dolor de estómago y la presencia de cólicos. 

Ahora bien, es recomendable que si experimentamos algunos de estos síntomas acudamos al médico, pues muchos de ellos se corresponden, igualmente, con otra enfermedad del aparato digestivo, más grave, que es el cáncer de colon. 

2. El cáncer de colon: Este tipo de cáncer, como su propio nombre indica, afecta al colon, que es una parte del aparato digestivo que conforma el principio del intestino grueso. Entre sus síntomas encontramos el sangrado en las heces, la diarrea o la evacuación continuada. 

3. El reflujo gástrico: Esta afección está provocada por un daño en la mucosa que se encuentra presente en el esófago, otra parte de nuestro aparato digestivo. El reflujo gástrico es también conocido como acidez estomacal, y así sus síntomas son el ardor abdominal, tos ácida, dolor de garganta e, incluso, vómitos. 

4. El estreñimiento funcional: El estreñimiento, como todos sabemos, supone la imposibilidad de defecar. En la mayor parte de las ocasiones, esta afección viene provocada por la falta de una alimentación rica en fibra, provocando además de la falta de acudir al baño, dolores estomacales agudos. Sin embargo, son cada vez más comunes los casos de estreñimiento funcional causados por el estrés y la ansiedad. 

5. La indigestión o “digestiones pesadas”: La indigestión es una alteración del aparato digestivo que provoca ardor, dolor abdominal, náuseas, acidez o/y estreñimiento. En la mayor parte de las ocasiones, la digestión pesada viene producida, precisamente, por comidas copiosas y por falta de una dieta saludable. 

Cuatro consejos para hacer bien la digestión:

Como acabamos de explicar, la indigestión es una alteración del aparato digestivo que produce distintas molestias. Sin embargo, estos dolores pueden ser fácilmente eliminados si seguimos una serie de pautas como las que señalamos a continuación: 

- Evitar comer de manera rápida: Son varios los estudios que demuestran que la ingesta de alimentos de manera acelerada provocan, además de gases y molestias abdominales, mayor dificultad a la hora de hacer la digestión. Así pues, se recomienda que, una vez el alimento dentro de la boca, este sea masticado entre 20 y 30 veces antes de ser tragado.

- Mantener una dieta equilibrada: Eliminando la comida con mucha grasa y calorías, conseguiremos que nuestra digestión sea más amena.

- No comer más de lo indicado: Las cantidades han de ser controladas, especialmente a la hora de la cena. Así, las comidas copiosas dificultan el funcionamiento de nuestro aparato digestivo a la hora de hacer la digestión. 

- Tomar elementos que ayuden a la digestión: De esta manera, condimentar las comidas con especias como el perejil, o tomar de postre una infusión a base de anís, facilitará la digestión, haciéndola menos pesada. 

Cómo recuperar la flora intestinal:

Como hemos dicho al principio, la flora intestinal es un ecosistema que se compone de un elevado número de microorganismos que dan lugar al correcto funcionamiento de la digestión y de las demás funciones que lleva a cabo el aparato digestivo. Así, la flora intestinal dañada es perjudicial para nuestra salud, dando lugar a diversos síntomas como periodos de estreñimiento y diarrea, cólicos intestinales o dolor e inflamación del abdomen. 

Ahora bien, para recuperar la flora intestinal dañada se recomiendan una serie de pautas, siendo la principal la de cambiar nuestros hábitos alimenticios por otros más sanos. Así, deberemos de mantener una dieta equilibrada y saludable, evitando los alimentos procesados y las comidas copiosas. Además, es recomendable incluir en nuestra dieta el consumo de probióticos que aporten nutrientes y fibra a nuestro sistema digestivo, como frutas, verduras y legumbres. 

Por otra parte, es también recomendado para la recuperación de la flora intestinal, hacer ejercicio físico diario, evitar comer de manera rápida, y evitar el consumo de tabaco y alcohol, ya que todos estos hábitos no solo no mejoran la flora intestinal, sino que además pueden empeorarla.

Por último, cabe decir que hoy en día podemos encontrar una serie de medicamentos que ayudan a los problemas digestivos que podamos experimentar. Y así, en Farmacia El Globo podemos adquirir Redugras Fibra, un complemento alimenticio a base de fibra que consigue regular el tránsito intestinal; Lactoflora Suero Oral, un complemento alimenticio en suero que contiene componentes para devolver la salud al intestino tras episodios de diarrea; y además es rico en probióticos; y Pileje Lactichoc, unas cápsulas formuladas a base de probióticos que cuidan la flora intestinal.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. leer más